domingo, 8 de diciembre de 2013

Capítulo 30: Conciertos.

Capítulo 30: Conciertos.

Cris despertó a la mañana siguiente y dejó a Dani dormir tranquilo, se merecía descansar. Sacó ropa de los armarios y algunos zapatos y lo metió en dos maletas junto a maquillaje y otras cosas.
-Buenos días. –Se giró de golpe, intentando que el corazón no se le saliese del pecho por el susto que acababa de darle. –Perdona, no quería asustarte.
-No pasa nada, Dani. –Sonrió. -¿Tienes tu maleta preparada? –Él asintió y se puso en pie. –Voy a cambiarme, cariño. –Le dio un beso, cogió la ropa que llevaría puesta y se metió en el baño. Cuando salió (http://www.polyvore.com/noche_de_fiesta_05/set?id=89273753), Dani estaba ya abajo, saliendo y entrando por la puerta con las maletas. Seguramente las estuviese metiendo en el AurynCar.
-Ala, me gusta el vestido. –Pasó sus brazos por la cintura de la chica, pegándola a él.
-Y a mí me gustas tú. –Acarició su rostro con sus manos y le dio un beso. -¿Está ya todo dentro? –Él asintió. –Bueno, pues vamos. –Entrelazaron los dedos de sus manos, recogieron las cosas que llevarían como equipaje de mano y salieron. Cerraron con llave y, al llegar al coche, ya estaban todos.
-¡Hellouses! –Cris entró en la furgoneta y dio abrazos, chocó manos…

Cuando eran las ocho, llegaron a Alcázar de San Juan, y fueron directos a ensayar. Unas horas más tarde y a solo media hora del concierto, Cris empezó a prepararse.
-Hola, preciosa. –Dani se coló en su camerino.
-¿Colándote a ver si me pillabas desnuda? –Se acercó moviendo sensualmente las caderas y alzando una ceja.
-Anda, mira a la chica ésta. –Rió, sorprendido. –Aprendes rápido, ¿Eh? –Ella le pegó suavemente en el brazo. -¡Au!
-Te lo merecías. –Le sacó la lengua y él tuvo que irse. Ella se cambió (http://www.polyvore.com/noche_de_fiesta_02/set?id=90321151) y luego salió para que le pusiesen la petaca y el micro.
-Cris, sales en un minuto. –Le lanzó un beso a Dani y salió al escenario.
-¡Buenas noches, Alcázar! –Gritó. Dani la miraba desde el backstage, algo preocupado por cómo la tratarían sus paisanos. Pero fueron muy amables con ella. -¡Muchas gracias por todo, ha sido un placer! –Miró en dirección a su novio. -¡Y ahora os dejo con los maravillosos chicos de Auryn! –Lanzó besos al aire y regresó junto a los chicos.
-Te amo. –Le dio tiempo a darle un beso.
-¡Te amo! –Gritó Cris.
Dani se lo pasó genial cantando, bailando y haciendo el chorra en general.
Al terminar el concierto ella volvió al escenario, se despidieron todos juntos y volvieron a los camerinos. Recogieron, se cambiaron y se reunieron donde la furgoneta.
-Bien, vámonos. –Dani cogió a Cris de la mano y le hizo dar una vuelta para observar mejor su ropa (http://www.polyvore.com/normal_14_sws/set?id=102268048). -¿Sleeping With Sirens? –Ella asintió.
-Es uno de mis grupos favoritos. –Se subieron y se sentaron justo en el centro. Ella apoyó la cabeza en el hombro de Dani, quedándose dormida por momentos. –Te amo. –Susurró.
-Te amo, pequeña. –Le acarició el pelo hasta que él también se durmió, apoyando su cabeza en la de ella.
Se despertaron en esa misma posición, con un dolor de cuello impresionante, pero les dio igual.
Los conciertos de los días siguientes pasaron así y, cuando por fin volvieron a casa, Cris estaba destrozada. Al ser pocos conciertos y en sitios tan alejados, pues se le hacían pesados los viajes.
-¡Al fin! –Gritó, saltando de la furgoneta. -¡Hogar, dulce hogar! –Corrió hacia la puerta, mientras que los chicos la miraban desde el coche con cara de “Ésta chavala se ha vuelto loca”. Sacó las llaves, abrió la puerta y se tiró –literalmente- en el sofá.
Dani entró alrededor de tres minutos más tarde, pero ella ya estaba profundamente dormida en el sofá. En una posición que parecía realmente incómoda.
La cogió en brazos, la llevó hasta la cama, la acostó y se tumbó a su lado. Durmieron toda la tarde y, alrededor de las ocho, ya estaban como nuevos.
-Vamos a darlo todo esta noche, preciosa. –Se dieron la mano. Ella le dio un suave apretón, sonriendo a la nada cual loca enamorada.
Los chicos les recogieron y fueron a una especie de planada en la que sería el concierto.
Cris se cambió (http://www.polyvore.com/noche_de_fiesta_23/set?id=87145225) antes de salir y repetir lo mismo que las noches anteriores.

Dani le lanzaba besos siempre que ella miraba en su dirección. Cada vez estaba más convencido de que era la mujer de su vida, con quien quería pasar todo el tiempo que le quedase.
-Dani, lo del tatuaje ha sido precioso. –Le sonrió Álvaro, sacándolo de su ensoñación.
-Ya ves, yo casi me pongo a llorar ahí mismo. –Rió.
-Es que, en serio, Cris te ama. Se nota mucho. –Dani seguía con esa sonrisa de estúpido enamorado plasmada en su rostro.
-¡Buenas noches, Madrid! –Más gritos ensordecedores se escucharon. -¡Gracias por todo, os dejo con mis chicos de Auryn! –Lanzó besos y volvió al backstage. Le dio un beso a Dani, les deseó buena suerte a los cinco y se sentó donde pilló. –Me duele todo. –Entonces se dio cuenta de que no estaba sola, allí había siete personas más. -¡Ay, holis!  -Se levantó y, después de un abrazo grupal, se volvió a sentar. Estaba hecha polvo.
-Niña, dieciocho años y ya estás como una vieja. –Se burló Ángela, solo ella le decía “Niña”.
-Tonta. –Le sacó la lengua y se quedaron viendo a los chicos. Cuando terminó el concierto, justo en el momento de las despedidas, Álvaro, Blas, David y Carlos llamaron a sus novias. Cris y Dani ya estaban tomados de la mano, sonriéndose como tontos.
-Queríamos anunciar algo. –Sonrieron todos.
-Marta y Álvaro están juntos. –Él le dio un tierno beso en la punta de la nariz. –David y Ainhoa también. –Él pasó un brazo por los hombros de ella, pegándola a su cuerpo.
Y así hasta que dijeron los nombres de las otras parejas.
-¡Os queremos! –Y se metieron en el backstage.
-Estuviste maravillosa. –Le susurró Dani a Cris una vez estaban ya subidos en el coche que les llevaría a casa.
-Anda que tú… -Se mordió el labio, él era todo perfección.
Al llegar, aparcaron en el garaje y entraron de la mano. Poco más pudieron hacer además de dormir, ya que estaban realmente cansados.
A la mañana siguiente, Cris se despertó abrazada a su novio, y le despertó a él con un beso.
-Te amo. –Le acarició el pelo, feliz.
-Yo también te amo, princesa. Siempre lo hice y siempre lo haré. –Ella sonrió antes de besarle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario